^Back To Top

Tratamientos

Odontopediatría

La principal diferencia entre la odontología habitual y la odontopediatría en el tratamiento de caries es la presencia de los dientes temporales o de leche en los niños lo cual hace que el tratamiento cambie, de forma que las lesiones ocurridas en la dentición temporal se tratarán de una manera menos conservadora y más agresiva que las ocurridas en los dientes permanentes, para evitar que, en el peor de los casos, se pudiera dar un tratamiento insuficiente a un diente temporal que luego repercutiría en su sucesor el diente permanente.

Es la rama de la odontología encargada de tratar a los niños.

El odontopediatra será, por tanto, el encargado de explorar y tratar al paciente. También se encarga de detectar posibles anomalías en la posición de los maxilares o dientes para remitir al ortodoncista, y de hacer un tratamiento preventivo y restaurador en caso de necesitarlo.

 

Tratamientos Preventivos:

Técnicas de higiene

Fluorización

Selladores

Tratamientos Restauradores:

Obturación de caries.

Pulpotomía, eliminación parcial del nervio.

Pulpectomía, eliminación total del nervio.

Coronas preformadas en dientes temporales y permanentes.

Aparatología funcional.

 

El principal objetivo durante el tratamiento dental es dirigir al niño para que su actitud sea positiva frente al tratamiento. Consiguiendo su cooperación y confianza podremos crear un buen ambiente dental y lograr que el niño se lleve una buena experiencia formando así una base para futuras interacciones positivas con el odontólogo y el equipo instrumental odontológico.

La Sociedad Española de Odontopediatría (www.odontologiapediatrica.com) recomienda que la primera visita del infante se realice cuando se haya completado la erupción de la 20 piezas que componen la primera dentición, aproximadamente a los 3 años de edad. 

En esta primera visita, el Odontopediatra examinará los dientes, las encías y la mandíbula del niño para comprobar si hay algún problema. Además, los padres recibirán información acerca de la dieta no cariogénica, de la higiene bucal y del manejo de ciertos hábitos bucales como el chupete y la succión digital.

 

Puntos estratégicos de orientación temprana sobre salud oral infantil: 

Lactancia materna:

Fomentar la lactancia materna hasta el 6º mes de vida.

Si el niño se queda dormido mientras es alimentado, limpiar sus dientes antes de acostarlo.

Uso del Biberón

Utilizarse sólo como vehículo para la fórmula artificial. 

No agregar ningún tipo de azúcar o edulcorante.

Desaconsejar el biberón nocturno después de la erupción de los primeros días.

Si el niño se queda dormido mientras es alimentado, limpiar sus dientes antes de acostarlo.

El biberón debe abandonarse progresivamente a partir de los 12 meses y definitivamente cuando erupcionen los molares. 

Uso del chupete

Debe ser anatómico, retirarlo progresivamente a partir de los 12 meses, y definitivamente hacia los 2 años.

Transmisión Bacteriana

Desaconsejar ciertos hábitos, como compartir utensilios con el bebé, limpiar el chupete con la saliva, soplar sobre la comida o besar en la boca. 

Alimentación Cariogénica

Evitar toda fuente de azúcares fermentables, especialmente durante los primeros 2 años de vida.

Informar y evitar el consumo de “azúcares ocultos” y azúcares de consistencia pegajosa.

Evitar tomar alimentos azucarados entre las comidas.

Higiene bucal

Debe realizarse por los padres hasta que el niño sea autónomo (6-8 años).

Antes de la erupción de los primeros dientes ,empezar con la higiene bucal, al menos una vez al día, preferentemente después de cada toma de leche con una gasa húmeda. 

Después de la erupción de los primeros dientes, empezar con la higiene una vez al día con un dedal de silicona o un cepillo dental infantil sin dentífrico.

Después de la erupción de primeros molares, utilizar cepillo dental infantil.

Usar hilo dental cuando ya exista contacto entre los dientes. 

No utilizar ninguna pasta dental con flúor hasta los 2-3 años por riesgo de fluórosis.

Utilizar pasta con 500pm de flúor en niños de 2-3 años de edad.

Cantidad equivalente a un guisante.

Utilizar pasta con mayores concentraciones de flúor en niños mayores de 7 años.

Uso de fluor

Según el nivel de riesgo, edad y concentración de fluór en el agua de consumo diario, el odontopediatra y/o pediatra decidirán la dosis de flúor sistémico.

El odontopediatra y el pediatra deben decidir sobre el tipo de administración y frecuencia, en función el riesgo de caries.

Visita al Odontopediatra

El infante deberá tener su primera visita con el odontopediatra cuando se haya completado la erupción de las 20 piezas temporales.

Desarrollo y gestión por VORTICE Diseño web, Movil: 722178444 email: vorticeweb@gmail.com